Adoradoras Presenciales del Santísimo Sacramento
Adoradoras Presenciales del Santísimo Sacramento 

Perfil de una Adoradora Presencial

 

Es una mujer que tiende a una vida cristiana intensa: Misa y Comunión, a ser posible, diarias; exámen de conciencia por la noche y una especial devoción por la Eucaristía en su aspecto de Presencia y de Adoración. Es una mujer valiente, "contracultural" en un mundo que tiende a ningunear a Dios y ella lo adora y lo proclama tres veces Santo, digno de adoración de todo hombre.

                                               

Objetivos

 

Tratar a Dios como Dios merece ser tratado. Nos gozamos en estar ante Él sintiendonos "criaturas" amadas y perdonadas. Hacemos nuestra la frase que San Francisco de Asís gritaba por la campiña italiana: El Amor no es amado, El Amor no es amado...! Nuestro objetivo es estar ante la Zarza ardiente deseando quemarnos con su mismo fuego. La noche para nosotras es un intercambio de amor: ofrecemos nuestro pequeño amor humano y recibimos el Amor divino. Nos sentimos adoradoras y orantes a la vez. Ponemos ante el Señor las grandes intenciones del Santo Padre: oramos así por los grandes problemas de la Iglesia y del mundo; queremos ser  como "las rodillas del Papa".

Nuestra Espiritualidad

Está compuesta de dos rasgos: es una espiritualidad eucarística adoradora e intercesora. Nada de la Eucaristía nos es indiferente; pero privilegiamos la Adoración silenciosa y ardiente. Nada de la oración nos deja frias, pero cultivamos la oración de súplica, al modo de Abrahán intercediendo por las ciudades del lago. La Eucaristía y el Papa son como nuestro ADN: adoradoras-intercesoras.   

 

 

 

Espiritualidad de las Adoradoras Presenciales del Santísimo Sacramento

                                                             

                                                              DEDICATORIA

A Ti, Señor Jesús, única razón de ser de mi vida toda, te ofrezco este Opúsculo sobre la espiritualidad de tus “Adoradoras Presenciales”. Tú dijiste un día: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”.

 

En estas pobres líneas he intentado, dentro de mi pobreza, trazar tu camino, manifestar tu verdad y ofrecer tu vida íntima, con el fin de saciar la sed de esas almas que Tú mismo te has reservado para Ti. Que su lectura y, sobre todo, la meditación que hagan de ellas, les vaya “construyendo” por dentro como auténticas Adoradoras, gozosas de pasar las noches en tu presencia.

 

Que estas sencillas reflexiones, que he escrito ilusionadamente pensando en Ti, puedan servirles a ellas de alimento para nutrir su espíritu, de fuego para enardecer su corazón y de agua fresca que apague su sed. Te ofrezco, Señor Jesús, mi pequeño trabajo. Acéptalo con bondad. No pretendo otra cosa sino darte gloria y ayudar, en lo que pueda, a quienes ponen todo su gozo en acompañarte en las largas horas de tus noches. Bendíceme, Señor, y bendice esta pequeña asociación de Adoradoras Presenciales, que hoy nace alegre en tus manos de Padre

 

En Madrid, a 8 de mayo de 2017

P. Ernesto Postigo, S. J. Consiliario

 

Libro de la Espiritualidad de las Adoradoras Presenciales del Santísimo Sacramento
Espiritualidad de las ADORADORAS PRESENC[...]
Documento Adobe Acrobat [1.4 MB]

Reflexiones ante el Señor

Este libro que tienes en tus manos de adorador no es un libro, ni pretende serlo en absoluto. Es un desahogo del corazón, que ha sentido algo profundo y desea, de algún modo, comunicarlo a los demás.


Comencé a escribirlo en vísperas de la fiesta litúrgica de la Ascensión, cuando el Señor Jesús recrea nuestros oídos con la dulce música del Espíritu Santo. Con todo cariño se lo va describiendo a los Apóstoles y, con ello, pretende consolar su ánimo ante la inminente partida hacia el cielo.


No creo que haya ocupación mejor para esta criatura que llamamos “hombre” y “mujer”, que la adoración del Ser más grande que existe en el universo. Un hombre, una mujer, tienen “madera de adoradores”. Poco importa si son conscientes de ello. En los “genes” de la creatura está impresa esta música. Es preciso “liberarla” para que pueda expandirse y resonar con toda su belleza. Y ésa, y no otra, es la finalidad del libro que tienes en tus manos.[...]

 

                                                                                     En Madrid, a 31 de julio de 2022

                                                                                               Padre Ernesto Postigo Pérez S.J.

                                                                                                                                            

Reflexiones ante el Señor
Reflexiones ante el Señor.pdf
Documento Adobe Acrobat [1.2 MB]